Una de las fechas que más me gusta del año es mi cumpleaños, me siento como niño pequeño y estoy ansiosa por la llegada de mi día especial. Si bien el año tiene 365 días, esa fecha es un día único y es por ello que me encanta también el celebrar el cumpleaños de mis hijos y pareja.

Como madre, reconozco que la llegada del primer año de tu bebé es una fecha muy especial, porque sientes que se va haciendo mayor y poco a poco lo vas entiendo mejor. Ha sido un año de retos para todos, de aprendizaje, de risas, de llantos, y mucho más. Pero siempre será un año de crecimiento.

Se va acercando la fecha para celebrar el primer cumpleaños de tu bebé, y dependiendo de cada quien, los preparativos pueden convertirse en un poco lío, porque es la primera fiesta de tu hijo y quieres lo mejor. En mi caso, mi agobio se centró en la comida y decoración del pastel, y quiero compartir contigo cómo ha sido mi experiencia con mi dos bebés.

En el primer cumpleaños de mi bebé Fabiana, tuve la suerte de contar con la ayuda de mi mamá, y juntas preparamos tentempiés y los cupcakes. El dilema para mi estuvo en la decoración de los cupcakes, ya que nunca me han gustado los icing ni frosting, pero he de reconocer que le dan un toque bonito y decorativo a tu fiesta.

En esa oportunidad mi misión se centró en buscar recetas de “frosting y icing para bebés” y reconozco que probé algunas, e incluso hice modificaciones, pero no me sentía cómoda con ninguna. Hoy en día existen un sin fin de opciones en el mercado, que siguen sin convencerme. Pero pesar de mi descontento, terminé decorando los cupcakes, porque la ocasión lo “ameritaba” y me deje llevar por la presión social (muy mal).

Para el primer cumpleaños de mi bebé Alessandro, el panorama era otro y mantuve mi línea de cero frosting ni icing, aún a sabiendas que podría tener una torta convertida en obra de arte que quedaría bien para la foto. En esta oportunidad me mantuve fiel a lo que me gusta y a lo que es hoy en día mi estilo de vida, el cual comparto con mi familia.

Con esto quiero decir, que al final del día tu bebé conoce lo que tú le las has venido presentado. Es la persona más sincera y con el paladar más puro. Entonces ese día celebramos el primer cumpleaños de mi bebé Alessandro, al estilo que él está acostumbrado, preparamos tentempiés que le gustaban a nuestros hijos y que podíamos compartir con el resto de invitados.

De esta manera nos mantuvimos relajados y así quedó nuestra mesa para celebrar el primer cumpleaños de mi bebé:

  1. Mini panquecas o pancakes de ricotta.
  2. Yogurt griego.
  3. Mermelada de frutos del bosque.
  4. Plato de frutas variadas: banana, mandarinas (clementinas) y fresas (previamente lavadas, sin picar).
  5. Empanadas horneadas de ricotta y espinaca.
  6. Muffin de vegetales.
  7. Mini hamburguesas de cordero.
  8. Mini hamburguesas de pollo con verduras.
  9. Bowl con ensalada de hojas mixtas.
  10. Dip de yogurt con menta.
  11. Mini pan de pitta integrales.
  12. Galletas de avena.
  13. Bizcocho de yogurt (sin chocolate).
  14. Manjar de fresas y naranja sanguina (naranja sanguinello). Lo preparamos con 100% pure de frutas, sin azúcar añadida, y agar agar.
  15. Agua.
  16. Zumo de frutas naturales.

Al final del día, los protagonistas de la fiesta son los niños y por ello en casa centramos los tentempiés pensando en ellos. Ya que por experiencia sabemos que mantener a los más pequeños alejados de la mesa cuando hay reunión puede ser tarea complicada, porque no siempre pueden comer todo lo que esta servido.

Y ¿tú has estado en alguna situación similar?. Me encantaría conocer saber tu experiencia.

Carolina

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This