Seguimos presentando alternativas a las recetas tradicionales, reemplazando ingredientes. En este caso hemos utilizado berenjena y lenteja en lugar de pasta y carne molida de res, de esta manera incorporamos fibra, minerales y vitaminas, esenciales para la salud de nuestro organismo.

La berenjena, es una verdura que  posee muy pocas calorías por su elevado contenido de agua, es buen diurético, mejora la circulación. Además tiene propiedades antioxidantes, ya que contiene vitamina E en la piel de la verdura.

Otro ingrediente de esta receta es la lenteja, fuente de proteína y también de hidratos de carbono, en concreto son ricas en almidón, un tipo de carbohidrato que proporciona gran cantidad de energía. Otra ventaja de esta legumbre es su aporte de fibra, y su bajo contenido en lípidos. Además, es fuente de minerales como potasio, fósforo, calcio, hierro, magnesio y sodio. También es rica en algunas vitaminas del complejo B, así como de vitamina A, C y E, siendo estas últimas antioxidantes que protegen a las células de nuestro organismo contra la oxidación.

Ingredientes:

2 berenjenas, lavadas y cortadas en láminas.
1 cucharada de aceite.
1 taza de lentejas verde.
2 dientes de ajo picados finamente.
1 cebolla, lavada y cortada en pequeños cuadros.
1 rama de celery, lavada y cortada en pequeños cuadros.
1 pimentón.
1 cucharada de paprika o pimentón.
4 cucharadas de puré de tomate (tomate concentrado).
2 tazas de agua.
Sal al gusto.
1/2 taza de queso blanco, bajo en grasas, rallado (opcional para gratinar).
Bechamel de almendras.

Preparación:
1. Pre-calentar el horno a 180º C función gratinar.
2. En una olla calentar el aceite y sofreír la cebolla y el ajo, por 2 minutos (sin dorar). Para sofreír recuerda colocar un poquito de aceite y expandirlo con una servilleta, puedes utilizar aceite en spray y si no quieres utilizar aceite puedes sofreír con un poquito de agua.
3. Agregar el pimentón y el celery, mezclar y sofreír por 2 minutos.
4. Añadir el puré de tomate, sal y paprika.
5. Incorporar las lentejas, mezclar.
6. Añadir el agua y dejar hervir.
7. Una vez que ha hervido el agua, tapar la olla y bajar el fuego.
8. Cocinar de 15 a 20 minutos o hasta que las lentejas estén suaves.
9. Mientras que se cocinan las lentejas, puedes ir dorando las berenjenas en una sartén o plancha.
10. Una vez las lentejas y las berenjenas estén listas, procede a armar tu lasagna de la siguiente manera: en un pyrex coloca una capa de berenjenas, luego una capa de lentejas y, así sucesivamente hasta terminar con una capa de berenjenas.
11. Cubre la lasagna con la bechamel de almendras y queso blanco rallado (opcional).
12. Llevar al horno y gratinar.

Esta receta puedes prepararla con antelación y guardarla en la nevera. Recuerda completar tu plato por ejemplo con verduras (al vapor o la plancha), ensalada de hojas verdes.

El número de porciones va a depender del molde que utilicemos, y en función de ello también podemos ajustar las cantidades de los ingredientes.

Recuerda que puedes consultar más recetas aquí.

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This