Escuchamos hablar sobre carbohidratos, proteínas y grasas como esenciales para nuestra vida, todos son macronutrientes, pero muy pocas veces mencionan el agua como parte de uno de uno los nutrientes que debemos consumir para mantenernos saludables.

El cuerpo humano está compuesto en su mayoría de agua, específicamente entre un 50 a un 75% de nuestro peso corporal. Podemos vivir días e incluso semanas sin comida, pero sin agua no es factible.

Se puede explicar fácilmente que significa el agua para el ser humano, “es como el aceite para el auto”, ¿que sucede si no le colocamos aceite?. Como los alimentos, el agua es responsable de proporcionarnos energía y ayuda a que todo en nuestro cuerpo funcione adecuadamente.

Entre las principales funciones que tiene el agua para nuestro organismo se encuentran:

  1. En el metabolismo de los nutrientes.
  2. Ayuda a llevar los nutrientes a la sangre.
  3. Ayuda al buen funcionamiento de los riñones.
  4. Responsable de la correcta lubricación de órganos y articulaciones.
  5. Ayuda en la construcción y reparación del cuerpo.
  6. Es necesaria para la regulación de la temperatura del cuerpo.
  7. Mejora el tracto digestivo ya que el agua es necesaria en la disolución de nutrientes.
  8. Ayuda al correcto funcionamiento del cerebro, ya que las células del cerebro reciben sangre oxigenada y el cerebro se mantiene alerta.
  9. Ayuda a mantener la elasticidad y su tonicidad de la piel.

Ciertamente se puede obtener agua de los alimentos que consumimos, pero no la suficiente. Para mantenerte saludable, necesitas consumir la cantidad de agua necesaria.

¿Qué debemos beber?

Casi cualquier tipo de bebida no alcohólica, sería una buena fuente para mantenerse hidratado. Cada una con sus ventajas y sus desventajas. Solo debes tener especial cuidado con las bebidas altas en azúcares y aditivos. Entre las bebidas se encuentra:

  1. Agua: Nada hay más refrescante cuando estás sediento que un vaso de agua. Si te aburre tomar agua puedes agregarle rebanadas de limón o lima y hielo.
  2. Té y Café: Se debe tener cuidado y estar atento a su ingesta, ya que la cafeína y teína, puede reducir la capacidad del organismo de absorber el hierro de los alimentos. Por esta razón no deben ser consumidos durante las comidas ni en exceso. Además no son buenos aliados para el estreñimiento.
  3. Leche: Es una buena fuente de calcio, por tanto es excelente para los huesos y para los dientes. Se recomienda ingerir descremada o semidescremada.
  4. Jugos (zumos) de Frutas: Son una opción saludable y contienen vitaminas. Sin embargo usualmente son bajos en fibra y altos en azúcar (la de la fruta). Es importante tener en cuenta que los envasados contienen una baja cantidad de fruta y son altos en azúcares, escoge aquellos puros y preferiblemente preparados en casa. Los jugos debes consumirse inmediatamente, si no debes guardarlos en un envase hermético y a una buena temperatura en la nevera, ya que pierden las vitaminas con mucha facilidad.
  5. Bebidas deportivas y energéticas: Usualmente contienen cafeína y algunas bebidas son altas en azúcares. Recordemos que son diseñadas para deportistas de alto rendimiento, los cuales muchas veces pierden gran cantidad de fluidos durante las competiciones. Si este no es tu caso y decides tomar este tipo de bebidas es como si estuvieras ingiriendo un refresco lleno de azúcar y calorías.

¿Cuánta agua deberías tomar?

Probablemente has escuchado mensajes como: “debes tomar 2 litros de agua al día”, “8 litros”, “6 vasos de agua al día”, “toma agua solo cuando sientas sed”. La verdad es que los requerimientos de agua, o cuanto líquido necesita alguien, varía de persona a persona, y está relacionado con la cantidad de calorías que necesita para su día, sin embargo no hay suficiente evidencia científica en este aspecto, pero sí podemos hacer una estimación.

Estimando la cantidad de líquido necesaria:

Una vez que conozcas cuantas calorías necesitas ingerir diariamente, es muy fácil calcular la cantidad de líquido que necesitas, porque por cada Kcal necesitas beber 1ml de líquido. Por ejemplo tienes un requerimiento diario de 1.800 Kcal, deberás consumir 1 litro por cada caloría, en este caso 1.8 litros.

¿Sabías cuanto líquido debías consumir? comparte el post con tus amigos.

Fuente consultada:

http://www.futurefittraining.co.uk/

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This