Habrás escuchado o leído alguna vez “X alimento tiene propiedades afrodisíacas”, y quizás lo has probado. En esta misma línea y en mi curiosidad por buscar alternativas que ayuden a las personas a cuidar su alimentación o iniciar pequeños cambios, surgió una idea que lleve a cabo con mi amiga, y se transformo en un proyecto en el que vinculamos dos hábitos “sexo” y “comer” que además son dos placeres de la vida. 

Porque como dicen “Una buena alimentación es la base que sostiene un buen sexo”

Así que si  aún tenías dudas en iniciar cambios en tu alimentación espero que a partir de este momento puedas llevar a cabo pequeños ajustes que te permitan nutrir tu cuerpo (como ser único que incluye tu sexualidad). 

Tips para potenciar y alimentar tu sexualidad

A continuación te comparto algunos tips que quizás te ayuden a reflexionar sobre tus hábitos:

1. Reduce tu nivel de estrés, de acuerdo con la Dr. Aviva Room en su libro “The Adrenal Thyroid Revolution”, el estrés consume nutrientes importantes como son el selenio y magnesio, privando a la tiroides de lo que necesita para la producción de hormonas o para protegerse de la inflamación. 

Ambos nutrientes juegan un papel importante en nuestra salud sexual, por ejemplo el magnesio es un mineral que ayuda a relajar nuestros músculos, así como a mantener una función óptima de la próstata y a prevenir la sequedad vaginal debido a la debilidad hormonal.

2. Se curiosa y revisa la etiqueta de los productos que consumes y en la medida de lo posible elige lo más natural/ ecológico (libres de pesticidas, aditivos, antibióticos, entre otros contaminantes). Pero además échale un vistazo al valor nutricional de la etiqueta. 

3. Hazte preguntas y analiza tu plato de comida: cuántas verduras, vegetales, hortalizas contiene, qué tipo de proteína (animal o vegetal) consumes con más frecuencia, qué tipo de carbohidrato estás eligiendo (es integral o refinado). Cuánta frutas consumes y cuáles te gustan más. 

4. Al momento de analizar tu plato, cuántos colores has incluido y de ser lo posible “eat the rainbow” cada día. Incorpora en tus comidas alimentos ricos en antioxidantes (vitamina A, C, E, selenio, cobre, manganeso), vitaminas del complejo B, vitamina D, magnesio, zinc, entre otros. 

5. Mastica correctamente, dedícate unos minutos, desconecta y concéntrate en masticar cada bocado al menos 20 veces para estimular la producción de ácidos y enzimas en el estómago que te ayudaran a digerir y absorber la comida.

6. Incluye el verde, si eres de las que te gustan los batidos verdes prueba añadiendo “wheatgrass”, casi pura clorofila, el jugo de pasto de trigo es efectivo para limpiar arterias, eliminar toxinas y ayudar a la médula ósea a generar nuevas células.

7. Alimenta tu microbiota intestinal, tu “gut” a través del consumo de microbios vivos de esta manera estarás ayudando al desarrollo adecuado del sistema inmunológico y a mantener una microbiota intestinal fuerte a medida que envejecemos.  

Cómo alimentar tu GUT

  • Alimentos fermentados que contienen microbios vivos, “lives microbes”.
  • Alimentos que contengan probióticos. Los probióticos son seguros para la mayoría de las personas, pero es recomendable que consultes con un especialista si sufres trastorno en el sistema inmune, tienes intestino corto, tienes una enfermedad subyacente grave, o antes de dar a un bebé pequeño.
  • Incluye prebióticos y fibra, que puedan alimentar a tus microbios. Algunos alimentos fuentes de prebióticos son: cebolla, ajo, banana (cambur, plátano), raíz de achicoria o “chicory root”, alchachofas de jerusalén (topinambur). 

Identifica los prebióticos en tus productos

Los prebióticos también pueden ser añadidos en algunos productos y podrás identificarlos en la lista de los ingredientes con algunos de los siguientes nombres:

  • Galacto-oligosacáridos (GOS).
  • Fructo- oligosacáridos (FOS).
  • Oligofructosa (OF).
  • Raíz de achicoria (chicory root) o Inulina (inulin).

¿Sabías qué?

Según la Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos (ISAPP por sus siglas e inglés), debemos consumir al menos 5 gramos de prebióticos al día para mejorar la salud intestinal. 

“Un intestino bien equilibrado da como resultado una función gastrointestinal optimizada y un mejor sexo. Las bacterias de nuestra microbiota intestinal son responsables de producir hormonas, enzimas y neurotransmisores (como la serotonina), que son esenciales para la salud sexual” Edison de Mello, MD, Ph.D

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This