Revisar las etiquetas de las comidas y bebidas nos permite aprender y saber mucho sobre los productos que consumimos. Nos permite escoger o seleccionar la opción saludable tanto para nosotros como para toda la familia.

Etiquetas de los Alimentos

En teoría las etiquetas de los productos deben mostrar información como: peso, volumen, fecha límite hasta la cual podemos consumir, ingredientes, ingredientes modificados genéticamente, información nutricional (calorías, grasa, sal contenida, entre otros), lugar donde se elaboró el producto y también podemos saber si contiene endulzantes artificiales o azúcar añadida.

Con el tiempo todo esto de leer las etiquetas de los productos se ha vuelto un poco confuso, ya que puede variar de país en país, incluso en el país cada fabricante puede utilizar modelos diferentes, o simplemente hay productos que no tienen dicha información. Por esta razón debemos conocer los aspectos básicos asociados a este tema, así podrás identificar y analizar tus alimentos.

Cómo leer las etiquetas?

Debemos seguir los siguientes pasos para entender la información de los productos. Primeramente debemos observar la información nutricional y seguidamente los ingredientes.

Información nutricional: En este apartado se listan las calorías y los ingredientes de las comidas o bebidas, incluyendo proteínas, grasas (y saturadas), carbohidratos (y azúcar), fibra y sodio. En algunas ocasiones las vitaminas y los minerales, como el calcio y el hierro. Mientras que algunos productos solo muestran las calorías, los carbohidratos, proteínas y grasa, sin hacer mayor distinción. Lo cual no significa que no las tienen. Dicha información puede ser mostrada por porción o por cada 100 gramos, los cuales debemos comparar con la cantidad que trae el empaque y la que deseamos consumir.

1. Energía: La energía contenida en los alimentos se puede mostrar en kj (Kilojulios) y Calorías que es la que la mayoría de personas conocen. Las calorías es la unidad en que se expresa la cantidad de energía que poseen los alimentos. Esta información es muy importante cuando debemos controlar la ingesta de los alimentos.

2. Carbohidratos: Esta información contiene los dos tipos de carbohidratos: los simples y complejos. El azúcar también es listada en este apartado tanto la añadida como la natural (la de las frutas y la leche). En el mercado podemos encontrar productos que no muestran la información de manera detallada, en este sentido el apartado de carbohidratos contendrá tanto los simples como los complejos.

3. Grasa: Existen 4 tipos de grasa principales y que invitamos a memorizar, estas se agrupan en 2, las grasas saludables y las grasas no saludables.

a.  Grasas saludables:

  • Grasas poliinsaturadas (aceite de maíz; la mayoría de las nueces y semillas y sus aceites, así como el aceite de cártamo.
  • Grasas monoinsaturadas (aguacates, aceite de oliva, aceite de cánola y aceite de cacahuete).

b. Grasas no saludables:

  • Grasa saturada: mantequilla, quesos, salchichas, manteca de cerdo.
  • Grasas trans: papas fritas o chips, donas, alimentos fritos, productos horneados, entre otros.

Una dieta alta en grasas saturadas y grasa trans puede causar acumulación de colesterol en las arterias (vasos sanguíneos). Esto aumenta el riesgo de padecer ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud mayores. Debes evitar o reducir los alimentos que sean ricos en estas grasas.

Las etiquetas usualmente muestran la cantidad de grasa y grasa saturada contenida en los alimentos, pero algunas veces no muestra mayor detalle, lo cual no significa que no las tiene.

Si te gustó este artículo y deseas ampliar la información te recomendamos leer: ¿Cómo leer la etiqueta de los alimentos?

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This