Ir al supermercado es una nueva oportunidad de explorar el mundo de los alimentos. Es investigar realmente lo que estas consumiendo, ¿no te llama la atención? Particularmente, eso de comer algo que no sé cómo lo han preparado, la calidad de los ingredientes, la cantidad de aceite y la manipulación de los alimentos, resulta cada vez menos atractivo. Sé que por falta de tiempo a veces tenemos que comer fuera, pero lo recomendable es tratar de cocinar en casa para estar seguro de lo que se come.

Desde hace tiempo estamos buscando una buena opción para sustituir el cereal, realmente lo habíamos dejado de consumir cuando revisando las tablas nutricionales no encontramos ninguno sin azúcar añadida y la cantidad era algo exagerada: por cada 100 g, 23 g de azúcar. Eso sin contar que al agregarle leche le añades más y más azúcar. En fin, pensamos que la mejor opción era comprar los cereales y preparar nuestro müsli en casa.

musli

 

El müsli es un alimento de origen suizo, que consiste en la mezcla de cereales y frutos secos. Preparar un cereal en casa es muy sencillo, sólo hay que visitar el supermercado y revisar las opciones de cereales integrales que ofrecen y lo que te gusta. Si eres de las personas que le encanta desayunar un cereal con leche (descremada, almendras o de soya) preparar el cereal en casa es una muy buena opción.

Los cereales integrales son aquellos que no han sido sometidos a procesos de refinamiento. En este sentido los que vienen en cajita que todos conocemos, no entra dentro de esta categoría, porque al pasar por dicho proceso pierden gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra.

Entre algunos cereales integrales podemos encontrar: Avena, Espelta, Mijo, Amaranto, Quinoa, entre otros. Puedes revisar aquí una tabla con diferentes cereales y conocer los nutrientes, así como los carbohidratos, proteínas y fibra que contienen.

Ingredientes:

  • 100 g coco rallado.
  • 100 g almendras fileteadas.
  • 250 g de avena integral en hojuelas (puedes tostarlos un poco en el horno para hacer el cereal más crujiente).
  • 250 g copos de avena inflados.
  • 250 g de copos de espelta.
  • 100 g de dátiles.
  • 100 g piña deshidratada.
  • 100 g de pasas.

Preparación:

  1. Picar en trozos pequeños la frutas deshidratadas. Cuando compres la fruta deshidratada cerciórate de que no tengan azúcar, salvo la natural de la fruta.
  2. En un recipiente colocar las almendras, la avena, la espelta, las pasas, los datiles y la piña.
  3. Tapar y mezclar muy bien
  4. Listo! mezcla con la leche o yogurt de tu preferencia.
  5. Es importante que cada vez que vayas a servir el cereal lo revuelvas bien para que se mezclen todos los ingredientes.

Creatividad! Forma parte del proceso de comer saludable, nos encantaría conocer tu müsli casero, así que esperamos los comentarios.

Newsletter

Recibe en nuestro boletín quincenal con noticias, recetas, anécdotas, consejos y promociones!

Registro realizado correctamente!

Pin It on Pinterest

Share This